• De izquierda de derecha: Lic. Roberto Mohar, AMEXCID; Sr. Luis pinto, Bata México; Sr.Pedro Beriestain, FEDECCAL F.G.; Dr. Ricardo Guerra, CIATEC; Lic. Ysmael López, CICEG. Durante el Seminario Chile México Caminando Juntos, Actividad 1.1. del Proyecto, SAPICA, León, Guanajuato, México.
  • Luego de la conferencia dictada por don Pedro Beriestain en el Seminario Chile y México Caminando Juntos, Actividad 1.1. del Proyecto, diversos medios de comunicación se acercaron a entrevistarlo.
  • Alumnas del curso Diseño y Desarrollo del Producto, en CIATEC, León, Guanajuato, en el marco de la Actividad 2.2. del Proyecto.
  • Alumnas del curso Gestión de Talleres y Fábricas de Productos de Cuero, en CIATEC, León, Guanajuato, Actividad 2.2. del Proyecto.
  • Misión de empresarios, estudiantes y expertos participantes de las actividades 1.1 y 2.2. del Proyecto.

Fundamentos del Proyecto

El proyecto  “Plan de Desarrollo Sustentable de la Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del Cuero y Calzado de Chile y México” es un proyecto presentado a la convocatoria 2012 del Fondo Conjunto de Cooperación Chile-México y adjudicado  en junio de 2013 a SENCE, FEDECCAL F.G y CIATEC como contraparte mexicana. Apunta a generar un escenario favorable para el crecimiento y aumento de la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas chilenas del Sector Cuero y Calzado en Chile y México. En Chile el Proyecto se desarrollará en las regiones Metropolitana y VIII del Bío Bío.

En el competitivo escenario chileno del calzado es necesario generar iniciativas que fomenten la competitividad de las pequeñas y medianas empresas del Sector, para salvar la brecha que existe entre la producción nacional y las importaciones y dar respuesta a las nuevas demandas internas y externas de calzado, cuero, marroquinería y componentes, requeridos cada vez con más calidad y rapidez en su respuesta, en un marco de asociatividad y colaboración con empresas grandes y sus talleres de maquila.

Existen, además, varios factores que operan a favor de la producción nacional en lugar de la importación, como son la evaluación del Yuan Chino o la devaluación del dólar frente al Yuan, sumado al incremento de costos de producción en China al que además con el tiempo, se le sumarán aspectos adicionales como exigencias medio ambientales y sobretodo de cumplimiento de legislación laboral, contribuyendo a mermar la competitividad de la industria China de manufactura en general.

Producto de la apertura económica y el crecimiento sostenido de las importaciones en los últimos años, que han hecho desaparecer gran cantidad de empresas del Sector, se han perdido más de 27.000 puestos de trabajo. Esto actualmente implica un grave problema para la industria del cuero y calzado. El Sector precisa recuperar o volver a formar profesionales, técnicos y mano de obra calificada con la cual poder enfrentar los nuevos desafíos. Para formar el recurso humano en los distintos procesos que involucra la fabricación de calzado es fundamental contar con una institución que la capacite de manera permanente.

Existe la necesidad latente de contar  con una institución que forme, capacite y perfeccione a los profesionales, técnicos y trabajadores como uno de los motores fundamentales para obtener un desarrollo sustentable de la competitividad de las empresas del sector cuero y calzado nacional. A la brevedad posible, debiera implementarse en Chile un sistema dual de capacitación diseñado a la medida de las necesidades del Sector.

Por otra parte, la inexistencia de iniciativas que den un real y contundente impulso a la industria nacional del sector cuero y calzado, ha evitado que las empresas, sobre todo las micro, pequeñas y medianas que continúan dando la pelea frente a la importación China carezcan de plataformas comerciales que les permitan alcanzar los niveles de competitividad que se requieren para competir en una economía abierta.

A pesar de las pocas iniciativas feriales vinculadas al sector que se han generado en el último tiempo, la industria del cuero y calzado en Chile no cuenta con una instancia de encuentro internacional, que propicie nuevos negocios, dé un real impulso al rubro y que reúna no sólo a los productores de calzado sino también a curtidores, marroquineros, proveedores de componentes, servicios y maquinaria para el Sector. Se requiere de una Feria especializada que esté inserta en el circuito mundial de ferias del Cuero y Calzado, que promueva la generación de sólidos lazos comerciales entre las empresas, fomente la asociatividad,  sirva de vitrina para el posicionamiento de las nuevas marcas y aspire a alcanzar el  nivel de las grandes ferias internacionales como MICAM y  Lineapelle, de Italia;  Cuoromoda y FENAC, de Brasil; ANPIC y SAPICA de México; y el gran evento tecnológico del calzado de Latinoamérica, CALZATECNIA, realizado desde hace muchos años por CIATEC en León, Guanajuato, México. Es necesario contar con la existencia de una instancia ferial que traiga consigo beneficios mucho más sólidos que la venta al detalle, a la que se reduce la comercialización nacional de productos de cuero y calzado. En un evento de esta categoría, las mipymes del cuero y calzado de Chile y México, debieran contar con espacios privilegiado a los que debieran concurrir con plena asistencia de entidades expertas de su especialidad.

Por otra parte, de un universo de 964 micro, pequeños y medianos empresarios del cuero, calzado y marroquinería en Chile, un porcentaje muy escaso cuenta con un punto de venta propio en donde exponer sus productos. Unos pocos pequeños empresarios se han organizado para vender sus productos en ferias itinerantes que instalan en algunas plazas públicas que no sufren la oposición del comercio establecido. Un mayor número de puntos de venta de mipymes se ha concentrado en ferias populares, outlets, persas y en alguna medida en la calle Victoria de la Comuna de Santiago Centro. Esta comuna por años  ha sido el alero de los pequeños y medianos empresarios del sector cuero y calzado, constituyendo un hito urbano en el tema, sin embargo no ha logrado un impacto comercial significativo al no funcionar de manera asociativa.

Por ello es que surge la necesidad de contar con un centro que reúna a los distintos empresarios del rubro, ponga a disposición de ellos puntos de venta a precios accesibles, sea una plataforma de exhibición de nuevos productos y permita al cliente tener una experiencia de compra comparada. Este centro comercial que aglutinaría a los micro, pequeños y medianos empresarios del calzado nacional funcionaría como un Centro Comercial del Calzado, cuyo principal referente es el que existe en León, Guanajuato, México, denominado Plaza del Zapato y que, desde su creación en 1984, ha tenido un gran éxito en México. Su éxito está basado en ofrecer una amplia oferta de calzado, precios atractivos, excelente atención y proporcionar al cliente una grata experiencia de compra. La creación de un centro comercial de estas características no sólo daría un fuerte impulso a la venta de calzado nacional, sino que también resultaría una importante fuente de empleos, y se constituiría en la escuela permanente de comercialización para la micro, pequeña y mediana industria del cuero y calzado nacional.

Las mipymes mexicanas tendrán la opción de colocar sus productos en el mercado chileno del cuero y el calzado, directamente o en alianza estratégica con empresas locales y de informarse acerca de las oportunidades de negocios que nuestro país presenta en este Sector.

        

Volver

Diseño Artkutral.cl